Cada persona está librando su propia batalla.

Intenta ser amable con todo el mundo, dado que no es fácil afrontar el día a día teniendo ciertas problemáticas.

Hay tres consejos muy sencillos y poderosos que pueden ayudarnos:

*Escucha activa:

Saca tiempo para escuchar a los demás. Haz que la gente se sienta escuchada.

*Evitar hacer suposiciones:

No juzgues y analiza bien las situaciones, antes de basarte en tus prejuicios.

*Ofrecer apoyo:

Brinda tu apoyo si ves que alguien lo está pasando mal. Ayúdale a acercarse a un profesional de la Psicología, y muestra compasión.

Y ahora, está en tu mano. ¿Te animas a construir un entorno saludable?